Autor: Administrador

4 ventajas de afrontar una reforma integral

Las reformas integrales pueden asustar cuando se comienzan a programar. Son obras de calado que pueden suponer mucho tiempo y dinero. Pero sus resultados merecen la pena y por eso hay que valorar todas sus ventajas antes de dejarse amilanar. Veamos cuales son las principales ventajas de este tipo de obras.

Las 4 ventajas más importantes de una reforma integral

#1- Podrás transformar totalmente tu vivienda

Podrás llevar a cabo un trabajo de transformación total, cambiando incluso la distribución de la casa, moviendo tabiques o cambiando el cuarto de baño o la cocina para otro lugar. Al realizar una obra integral, no importan factores que sí son de peso en reformas parciales.

Al final, tu casa se verá totalmente nueva, perfecta y acabada, sin partes que destacan por estar renovadas y otras que se siguen viendo viejas.

#2- Conseguirás un hogar coordinado

Podrás darle a tu hogar un estilo totalmente coordinado y único. Tanto si apuestas por el minimalismo como por un estilo mediados de siglo o uno vintage, toda la casa estará coordinada y se verá siguiendo una misma línea de decoración.

Esto es muy importante a la hora de decorar, ya que todo lucirá perfecto y textiles, pintura y mobiliario estará a juego con los nuevos ambientes de tu casa.

#3- Te olvidarás de obras durante mucho tiempo

Al realizar una reforma integral todo estará renovado. Se supone que si todo va bien, tras una obra de este tipo no tendrás que volver a pensar en trabajos en casa durante mucho tiempo. Por eso, compensa hacerlo todo de una vez.

Y esto es así incluso cuando supone dejar tu casa y marchar de alquiler para otra vivienda durante un tiempo.

#4- Evitarás trabajos duplicados, ahorrando dinero

Cuando se realizan los trabajos poco a poco lo normal es que uno acabe interfiriendo en el siguiente. Por ejemplo, si decides pintar la casa y más adelante quieres renovar la instalación eléctrica, puede ser que tengas que picar las paredes, lo que te obligaría a volver a pintar.

Y si decides comenzar por la renovación eléctrica, pero luego quieres tirar un tabique, volverás a encontrarte con un problema porque habrá que cambiar de nuevo la distribución de cables y enchufes.

Las ventajas de afrontar una reforma integral son numerosas. Incluso resulta más económico hacerlo así que por partes, por lo que solicitar financiación de ser necesario siempre es mejor alternativa que esperar.